dimecres, 9 de maig de 2012

El cas del perxador albuferenc


Del dietari apòcrif del doctor Félix Rodríguez de la Fuente que el meu benvolgut amic Lapsus Calami ha tingut l'encert d'enviar-me. Amb el permís dels científics i naturalistes que passeu per ací. (Llegir amb la insubornable veu del mestre de El hombre y la tierra en el record i amb la inefable sintonia del García Abril al rerefons) 

A los que leyeran o leyesen este diario:

Confirmo mis peores sospechas. Concluyo mis investigaciones sobre esta especie invasora de tan difícil identificación, y reconozco no encontrar parangón zoomorfo en todo el reino animal conocido hasta la fecha.

Inocuo

Todos habíamos oído hablar de la capacidad de adaptación al medio como criterio de valoración del grado de penetración y consolidación de los individuos alienígenas, pero el caso que nos ocupa va mucho más allá, rompe las fronteras hasta ahora conocidas sobre la etología animal. Así, la depredación del territorio ajeno fagocitándolo, la parasitación de los individuos autóctonos o cualquiera de las estrategias de simbiosis donde los simbiontes sacan un especial provecho de la vida en común -pongamos por caso los ciclistas que van a rueda, la rémora ciclista, que se dice- quedan como arcanos inútiles, obsoletos mecanismos de supervivencia y ocupación comparables a la efectividad bélica y destructora de una piedra frente a los misiles intercontinentales con cabeza nuclear, siempre que éstos últimos no los lance, hagamos la necesaria salvedad, Corea del Norte. No sé si comunicar mis descubrimientos a la comunidad científica, ya que el terror podría propalarse con la rapidez de la intención de voto a  favor de aquellos que más nos desprecian: paradoja, ésta, muy propia de la geografía más castigada por el presente fenómeno. Pero la mutación de los mecanismos hasta ahora conocidos para la ocupación y dominancia de la zona elegida y afectada es, lo reconozco como científico, impecable. Porque esta especie invasora basa su fuerza y proyección espacio-temporal en engañar a las especies autóctonas haciéndoles creer que no son más que uno de aquellos que las constituyen, eliminando, así, la acción de los sensores de peligrosidad que ayudarían a detectarlos. ¿O es que defiende el territorio propio aquel que lo usurpa al resto en su beneficio, arruinándolo con deudas descomunales propiciadas por insensatas inversiones que distraen el verdadero punto de llegada del grueso dinerario, y donde las estructuras económicas generadas motu propio por una historia particular, singular e intransferible son desmanteladas? Si sí, me callo. Si no, actuemos. Llegados a este punto, sin embargo, sólo nos queda confiar en la providencia. Es decir, que la osadía de estos modernos invasores les haga cometer errores tales como suplantar identidades para las que no estaban suficientemente preparados por flagrante carencia camaleónica. He aquí un caso reciente que puede arrojar algo de luz sobre tanta obscuridad. Aquél, que me ha permitido concluir lo que aquí constato. Es el que yo catalogo como El caso del perxador albuferenc, donde la capacidad de suplantación de la especie autóctona no sólo es torpe sino que llega claramente a la categoría de ofensa.

Identificado

En consecuencia, si descubrís alguno de estos organismos con tendencias suplantadoras, heterónomas, en un flagrante renuncio, destruirlos, aniquilarlos sin piedad, sin perdón, como si fueseis el comisario Harry Callahan -alégrame el día; Callahan, dixit- con su modelo 29, 44 magnum de Smith & Wesson. Es una incontestable situación de defensa propia, de defensa de la tierra donde nacísteis y de sus auténticos pobladores. Identifiquémoslos. Actuaemos rápido y sin contemplaciones. Salvo que el suplantador de identidades o heterónomo diga llamarse Fernando Pessoa, escriba poemas en portugués y tenga cierta debilidad por las bebidas espirituosas. 

F.R.F.

5 comentaris:

  1. Leido con voz de Rodriguez de la Fuente es apabullante. Un quebrantahuesos podría haber rematado la faena, pero el bicho aún colea.

    ResponElimina
  2. Gràcies per l'advertència.

    Molt bo!

    ResponElimina
  3. muy bueno el post,completo y perfectoenhorabuena .beset

    ResponElimina
  4. Boníssim! mai em canso de llegir i llegir-te

    ResponElimina
  5. Sí, desgraciadamente colea. Veremos cuando Gürtel qué pasa.

    Jp, tenim que estar a l'aguait, no et sembla? Gràcies.

    Gràcies, Concha. Un bes.

    Elfree, moltes gràcies. Jo tampoc em canse de passar pel teu blog. Un petó.

    ResponElimina